Logotipo
Logotipo

Cervecería 1993 abandera la nueva generación cervecera de Tijuana.

Por Alejandra Villegas

Nadie duda que la vanguardia artesanal mexicana tiene epicentro en Baja California. Gracias a su cercanía con San Diego, la marcada influencia estadounidense deja huella en su evolucionada cultura cervecera. 

En Tijuana, la ciudad más fiestera, la generación millenial creció asimilando los tap rooms como el punto de reunión con amigos. 

En este contexto emerge un proyecto cervecero que engloba no solo gran calidad e innovación en cuanto estilos de cerveza, sino también un discurso irreverente, lleno de energía, mucho trip fiestero y de nostalgia noventera. Hablamos de Cervecería 1993, un proyecto liderado por Ham, Sergio y Carlo, tres amigos cuya pasión por la cerveza artesanal y el desmadre los impulsó a crear una marca que está llamando la atención no solo en Baja, la expectación ha llegado hasta CDMX y otras zonas del país. 

93 Beer: cerveza para millenials y Gen Z

Carlo, Sergio y Ham se conocen de toda la vida. Tienen 28 años y un hambre voraz por comerse al mundo con una marca dotada de nuevas ideas y una gran propuesta de valor. Ham Rodríguez empezó su camino por la cerveza artesanal hace aproximadamente 10 años. Su primera escuela fue Cervecería Insurgente, pero también ha colaborado en Mamut y otras cervecerías emblemáticas de Tijuana. 

“Nuestro principal factor para crear 1993 es que quería plasmar lo que he aprendido en otros lados en ideas propias y frescas. No tanto en estilos tan clásicos, sino en american pale ales, cervezas más lupuladas o stouts con adjuntos. Formamos parte del movimiento artesanal que han querido todos retomar en la Baja porque realmente tenemos un punch muy grande a nivel nacional. Nosotros nos sumamos a eso, pero queremos mostrar que es este rollo del 93. Buscamos de lleno innovación cervecera, hacer cheves con estructura, que estén enlatadas y no en botella por la cuestión de la frescura, y con cierta estética en las etiquetas”, comenta Ham, el Head Brewer del proyecto.

“La idea de 93 es que queremos representar la calle, no venimos de familias acomodadas, sino del barrio, los tres de diferentes colonias viejas de Tijuana y crecimos en los noventa. Tijuana ha cambiado mucho en estos años. Queremos representar esas cosas, la fiesta, La Revolución, y cambiar el sistema de lo que es hacer cerveza artesanal o tener un tap. Estamos por abrir un tap room en el centro de Tijuana, la zona donde crecimos, es donde vas y te tomas tu primera cheve. No buscamos ser una marca para beer geeks, sino para todas las personas que no están acostumbrados a tomar cerveza artesanal, que quieren fiesta con sus amigos para bailar, echar desmadre, y de paso probar una cerveza de gran calidad”, platica Carlo.

Cervecería 1993 cuenta, por ahora, con cinco cervezas de línea. Un aspecto muy importante en la marca es su estética. las etiquetas están llenas de color, son llamativas y juguetonas y están inspiradas en las aficiones o chistes locales de cada uno de los amigos y socios de la cervecería. “Nuestras etiquetas están hechas por un amigo nuestro que es graffitero. Hizo un dibujo y lo plasmamos en una etiqueta y son de las cosas que tratamos de plasmar, no queremos que sea plana, queremos que tenga una historia y una esencia”.

El contexto de la Baja: inspiración para nuevos talentos

La cultura cervecera en Baja California vive su apogeo. No solo se fabrica y distribuye buena cerveza, también se ha crecido muchísimo en cuanto a la cultura del consumo local. El apoyo entre cerveceros es un rasgo que ha servido para que la evolución sea tan importante en la zona. 

“Decidimos crear 1993 porque nos encanta la chela. Desde chavitos nosotros íbamos a todos los taps, crecimos en Teorema, en Madueño, en Lírica. Nos inspiran mucho, cervecerías como Insurgente y Wendlandt, los tomamos como ejemplo y nos impulsan a hacer las cosas siempre mejor. En la Baja tenemos una hermandad en cuestiones cerveceras, no somos egoístas en cuanto a recetas, si dices es que me falta un lúpulo o un saco de malta, entre nosotros nos ayudamos y en el interior de la república he mirado que si son más estrictos en esas cosas, no comparten. Los chicos de Insurgente, que fueron con los que me forjé, nunca fueron egoístas. Acá en Baja no somos celosos de que tu cerveza vaya a pegar más que la de nosotros, al contrario ¡qué chingón”, opina Abraham, mejor conocido como Ham.  

Al respecto, Sergio comenta: “Hace poco fuimos a Transpeninsular y estábamos con el dueño platicando y él nos decía que quiere poner el nombre de la Baja en lo más alto. Entonces si tu cerveza tiene éxito y es de la Baja todos van a voltear a ver a la Baja y eso es publicidad para él también, eso aporta. En vez de crecer individualmente que es más difícil, creas el impulso para todos, que todos vean que la Baja hace la mejor cerveza, entonces también te impulsas a ti mismo ayudando a los demás”. 

Sus cheves están disponibles en The Beer Company

En la Ciudad de México, y otras zonas del país, ya puedes probar tres estilos de cerveza de 1993, disponibles en primicia en los locales y la webshop de The Beer Company. La A River Full Of Juice, que es una Hazy IPA muy refrescante, ideal como cerveza introductoria y con una etiqueta con un sol radiante y cervecero. También la Dog N Beer, una american pale ale con un aroma y sabor amargo muy agradable y con mucho carácter. Y la opción para chelear desde el desayuno, la Different Breakfast Different morning, una sweet stout con café de Chiapas y cacao de Oaxaca.

FelipeAdmin

23/07/2021

5:48 pm

No hay comentarios

Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS

Noticias Cerveceras #38

10 septiembre, 2021

Mes de la cheve belga

20 septiembre, 2021

Noticias Cerveceras #39

17 septiembre, 2021

Noticias Cerveceras #37

3 septiembre, 2021

Cervecería 1993 abandera la nueva generación cervecera de Tijuana.

Por Alejandra Villegas

Nadie duda que la vanguardia artesanal mexicana tiene epicentro en Baja California. Gracias a su cercanía con San Diego, la marcada influencia estadounidense deja huella en su evolucionada cultura cervecera. 

En Tijuana, la ciudad más fiestera, la generación millenial creció asimilando los tap rooms como el punto de reunión con amigos. 

En este contexto emerge un proyecto cervecero que engloba no solo gran calidad e innovación en cuanto estilos de cerveza, sino también un discurso irreverente, lleno de energía, mucho trip fiestero y de nostalgia noventera. Hablamos de Cervecería 1993, un proyecto liderado por Ham, Sergio y Carlo, tres amigos cuya pasión por la cerveza artesanal y el desmadre los impulsó a crear una marca que está llamando la atención no solo en Baja, la expectación ha llegado hasta CDMX y otras zonas del país. 

93 Beer: cerveza para millenials y Gen Z

Carlo, Sergio y Ham se conocen de toda la vida. Tienen 28 años y un hambre voraz por comerse al mundo con una marca dotada de nuevas ideas y una gran propuesta de valor. Ham Rodríguez empezó su camino por la cerveza artesanal hace aproximadamente 10 años. Su primera escuela fue Cervecería Insurgente, pero también ha colaborado en Mamut y otras cervecerías emblemáticas de Tijuana. 

“Nuestro principal factor para crear 1993 es que quería plasmar lo que he aprendido en otros lados en ideas propias y frescas. No tanto en estilos tan clásicos, sino en american pale ales, cervezas más lupuladas o stouts con adjuntos. Formamos parte del movimiento artesanal que han querido todos retomar en la Baja porque realmente tenemos un punch muy grande a nivel nacional. Nosotros nos sumamos a eso, pero queremos mostrar que es este rollo del 93. Buscamos de lleno innovación cervecera, hacer cheves con estructura, que estén enlatadas y no en botella por la cuestión de la frescura, y con cierta estética en las etiquetas”, comenta Ham, el Head Brewer del proyecto.

“La idea de 93 es que queremos representar la calle, no venimos de familias acomodadas, sino del barrio, los tres de diferentes colonias viejas de Tijuana y crecimos en los noventa. Tijuana ha cambiado mucho en estos años. Queremos representar esas cosas, la fiesta, La Revolución, y cambiar el sistema de lo que es hacer cerveza artesanal o tener un tap. Estamos por abrir un tap room en el centro de Tijuana, la zona donde crecimos, es donde vas y te tomas tu primera cheve. No buscamos ser una marca para beer geeks, sino para todas las personas que no están acostumbrados a tomar cerveza artesanal, que quieren fiesta con sus amigos para bailar, echar desmadre, y de paso probar una cerveza de gran calidad”, platica Carlo.

Cervecería 1993 cuenta, por ahora, con cinco cervezas de línea. Un aspecto muy importante en la marca es su estética. las etiquetas están llenas de color, son llamativas y juguetonas y están inspiradas en las aficiones o chistes locales de cada uno de los amigos y socios de la cervecería. “Nuestras etiquetas están hechas por un amigo nuestro que es graffitero. Hizo un dibujo y lo plasmamos en una etiqueta y son de las cosas que tratamos de plasmar, no queremos que sea plana, queremos que tenga una historia y una esencia”.

El contexto de la Baja: inspiración para nuevos talentos

La cultura cervecera en Baja California vive su apogeo. No solo se fabrica y distribuye buena cerveza, también se ha crecido muchísimo en cuanto a la cultura del consumo local. El apoyo entre cerveceros es un rasgo que ha servido para que la evolución sea tan importante en la zona. 

“Decidimos crear 1993 porque nos encanta la chela. Desde chavitos nosotros íbamos a todos los taps, crecimos en Teorema, en Madueño, en Lírica. Nos inspiran mucho, cervecerías como Insurgente y Wendlandt, los tomamos como ejemplo y nos impulsan a hacer las cosas siempre mejor. En la Baja tenemos una hermandad en cuestiones cerveceras, no somos egoístas en cuanto a recetas, si dices es que me falta un lúpulo o un saco de malta, entre nosotros nos ayudamos y en el interior de la república he mirado que si son más estrictos en esas cosas, no comparten. Los chicos de Insurgente, que fueron con los que me forjé, nunca fueron egoístas. Acá en Baja no somos celosos de que tu cerveza vaya a pegar más que la de nosotros, al contrario ¡qué chingón”, opina Abraham, mejor conocido como Ham.  

Al respecto, Sergio comenta: “Hace poco fuimos a Transpeninsular y estábamos con el dueño platicando y él nos decía que quiere poner el nombre de la Baja en lo más alto. Entonces si tu cerveza tiene éxito y es de la Baja todos van a voltear a ver a la Baja y eso es publicidad para él también, eso aporta. En vez de crecer individualmente que es más difícil, creas el impulso para todos, que todos vean que la Baja hace la mejor cerveza, entonces también te impulsas a ti mismo ayudando a los demás”. 

Sus cheves están disponibles en The Beer Company

En la Ciudad de México, y otras zonas del país, ya puedes probar tres estilos de cerveza de 1993, disponibles en primicia en los locales y la webshop de The Beer Company. La A River Full Of Juice, que es una Hazy IPA muy refrescante, ideal como cerveza introductoria y con una etiqueta con un sol radiante y cervecero. También la Dog N Beer, una american pale ale con un aroma y sabor amargo muy agradable y con mucho carácter. Y la opción para chelear desde el desayuno, la Different Breakfast Different morning, una sweet stout con café de Chiapas y cacao de Oaxaca.

FelipeAdmin

5:48 pm

No hay comentarios

Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS

Noticias Cerveceras #38

10 septiembre, 2021

Mes de la cheve belga

20 septiembre, 2021

Noticias Cerveceras #39

17 septiembre, 2021

Noticias Cerveceras #37

3 septiembre, 2021

Suscríbete al Beernews

[ Noticias cerveceras, cervezas nuevas, eventos y más ]

0
    0
    Tus productos
    Tu carrito esta vacioRegresar a la tienda