Logotipo
Logotipo

Cervecería Mexica: cuando la pasión cervecera se lleva en la sangre

Por Alan Rodríguez / @kromafilm

Ximena y Karla López comparten la historia llena de aventura y complicidad familiar, que las llevo a estar al frente de la exitosa casa cervecera tijuanense.

Quizás con la idea de continuar un legado o de aventurarse por un camino que vieron sembrado de oportunidades,  Ximena y Karla López se adentraron en la noble labor de hacer cerveza.  Su padre Joel López Corona, ingeniero mecánico, había trabajado largos años para la que fue Cervecería Mexicali, de la que encabezó su instalación por segunda vez, en Tecate. En aquel entonces, sus fines de semana transcurrían jugando entre fermentadores. Hoy son las orgullosas cofundadoras de Cervecería Mexica, una de las más originales y con entrañable historia dentro del pujante y nutrido mapa cervecero de Tijuana. 

El olor a pan que llamaba la atención

Muy jóvenes, apenas en sus años 20, las dos se la ingeniaron para convencer al papá de montar una cervecería. Ayudó que entonces, en San Diego, saltaron a la escena cervecerías como Ballas Point, Stone y más. Se hicieron de un modesto equipo a buen precio y rentaron un pequeño local. Se lanzaron con el nombre Azteca Craft allá por el 2012.

Hubo que hacer muchos sacrificios y dividir su tiempo entre la cervecería y sus trabajos, que terminaron botando para dedicarse al 100 a hacer cheve. “Nuestra idea era vender a bares, pero las personas olían el olor a pan de cuando cocinas cerveza. Nos decían que querían probar, ni idea teníamos lo que costaba una pinta. Se las regalábamos y regalábamos, hasta que dijimos que ya no podíamos porque llegó mucha gente”, dice Karla. Terminaron abriendo su tasting room en el Pasaje Revolución, en el mero centro de Tijuana, aunque luego sufrieron la pérdida de don Joel. Además, por temas legales se vieron orilladas a cambiar el nombre a la cervecería por Mexica

Para Ximena, diseñadora de formación, la decisión de aventarse con la cervecería de su padre fue, en principio, por un deseo de conectarse más con su vida personal y familiar, y también por querer contribuir con algo a la sociedad. Para Karla, con estudios en psicología, tuvo que ver, entre varias cosas, con que a una edad tan corta no dimensionas todos los riesgos, “creo que también puede ser bueno porque no tienes miedo”.


Echar abajo los prejuicios

Ambas han asumido el fundamental compromiso de prepararse en el tema cervecero y también de los negocios. “Una se mete con la idea de hacer cerveza pero al final es lo que menos haces. Teniendo un negocio tienes que administrarte, estudiar las leyes, tratar al personal… un mundo de temas muy ajenos”, sostiene Karla.

En un ámbito dominado por la presencia masculina, hubo mujeres que antes hicieron el trabajo más difícil, piensa Karla. Pero aún así hay que seguir luchando contra los prejuicios. “La primera impresión es que dudan si como mujer eres profesional y si realmente sabes. Al final tu trabajo habla”. 

Y para muestra, este botón: Ximena es la tesorera de la Asociación de Cerveceros de Tijuana, porque es una persona capaz y formal. En general, Ximena y Karla han sido bien recibidas en el ámbito cervecero tijuanense. “Pero ahí está todavía la necesidad de demostrar la credibilidad de tu trabajo. Presentarte como persona joven, mujer y cervecera, es encontrarte con una mirada de incredulidad porque ‘no cumples con el perfil’, digamos”.

Un lienzo para la comunidad

El tap room de Mexica es a la vez un espacio de convergencia, donde se da cabida a proyecto culturales, sociales y artísticos. “Es un lugar donde nos encanta el arte y la cultura, y eso nos da un plus para conectar con la gente. Es un lugar súper mexicano. La gente nos dice que se siente como en casa. Nosotras siempre platicamos con los clientes, las áreas de degustación son espacio para que pregunten”, asegura Karla.

Ambas saben que el mundo cervecero sigue siendo nuevo para la mayoría de las personas. “Tanto para la gente que trabaja aquí como para nosotras es nuestro deber acercarnos para explicarles”. Realmente se trata de un lugar muy abierto a la comunidad, está unido a las inquietudes de los asistentes y los percibes cuando estás ahí. Puedes llegar con la idea de pintar, dibujar o escribir. Ximena no exagera cuando dice que “es un lienzo donde todo mundo puede participar. Por eso hay muchos murales, mucho arte. La gente llega y propone su proyecto y nos sentamos a platicarlo. Mexica es una cervecería de la comunidad, de Tijuana y México”.





The Beer Company

06/06/2021

2:00 pm

No hay comentarios

Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Cervecería Mexica: cuando la pasión cervecera se lleva en la sangre

Por Alan Rodríguez / @kromafilm

Ximena y Karla López comparten la historia llena de aventura y complicidad familiar, que las llevo a estar al frente de la exitosa casa cervecera tijuanense.

Quizás con la idea de continuar un legado o de aventurarse por un camino que vieron sembrado de oportunidades,  Ximena y Karla López se adentraron en la noble labor de hacer cerveza.  Su padre Joel López Corona, ingeniero mecánico, había trabajado largos años para la que fue Cervecería Mexicali, de la que encabezó su instalación por segunda vez, en Tecate. En aquel entonces, sus fines de semana transcurrían jugando entre fermentadores. Hoy son las orgullosas cofundadoras de Cervecería Mexica, una de las más originales y con entrañable historia dentro del pujante y nutrido mapa cervecero de Tijuana. 

El olor a pan que llamaba la atención

Muy jóvenes, apenas en sus años 20, las dos se la ingeniaron para convencer al papá de montar una cervecería. Ayudó que entonces, en San Diego, saltaron a la escena cervecerías como Ballas Point, Stone y más. Se hicieron de un modesto equipo a buen precio y rentaron un pequeño local. Se lanzaron con el nombre Azteca Craft allá por el 2012.

Hubo que hacer muchos sacrificios y dividir su tiempo entre la cervecería y sus trabajos, que terminaron botando para dedicarse al 100 a hacer cheve. “Nuestra idea era vender a bares, pero las personas olían el olor a pan de cuando cocinas cerveza. Nos decían que querían probar, ni idea teníamos lo que costaba una pinta. Se las regalábamos y regalábamos, hasta que dijimos que ya no podíamos porque llegó mucha gente”, dice Karla. Terminaron abriendo su tasting room en el Pasaje Revolución, en el mero centro de Tijuana, aunque luego sufrieron la pérdida de don Joel. Además, por temas legales se vieron orilladas a cambiar el nombre a la cervecería por Mexica

Para Ximena, diseñadora de formación, la decisión de aventarse con la cervecería de su padre fue, en principio, por un deseo de conectarse más con su vida personal y familiar, y también por querer contribuir con algo a la sociedad. Para Karla, con estudios en psicología, tuvo que ver, entre varias cosas, con que a una edad tan corta no dimensionas todos los riesgos, “creo que también puede ser bueno porque no tienes miedo”.


Echar abajo los prejuicios

Ambas han asumido el fundamental compromiso de prepararse en el tema cervecero y también de los negocios. “Una se mete con la idea de hacer cerveza pero al final es lo que menos haces. Teniendo un negocio tienes que administrarte, estudiar las leyes, tratar al personal… un mundo de temas muy ajenos”, sostiene Karla.

En un ámbito dominado por la presencia masculina, hubo mujeres que antes hicieron el trabajo más difícil, piensa Karla. Pero aún así hay que seguir luchando contra los prejuicios. “La primera impresión es que dudan si como mujer eres profesional y si realmente sabes. Al final tu trabajo habla”. 

Y para muestra, este botón: Ximena es la tesorera de la Asociación de Cerveceros de Tijuana, porque es una persona capaz y formal. En general, Ximena y Karla han sido bien recibidas en el ámbito cervecero tijuanense. “Pero ahí está todavía la necesidad de demostrar la credibilidad de tu trabajo. Presentarte como persona joven, mujer y cervecera, es encontrarte con una mirada de incredulidad porque ‘no cumples con el perfil’, digamos”.

Un lienzo para la comunidad

El tap room de Mexica es a la vez un espacio de convergencia, donde se da cabida a proyecto culturales, sociales y artísticos. “Es un lugar donde nos encanta el arte y la cultura, y eso nos da un plus para conectar con la gente. Es un lugar súper mexicano. La gente nos dice que se siente como en casa. Nosotras siempre platicamos con los clientes, las áreas de degustación son espacio para que pregunten”, asegura Karla.

Ambas saben que el mundo cervecero sigue siendo nuevo para la mayoría de las personas. “Tanto para la gente que trabaja aquí como para nosotras es nuestro deber acercarnos para explicarles”. Realmente se trata de un lugar muy abierto a la comunidad, está unido a las inquietudes de los asistentes y los percibes cuando estás ahí. Puedes llegar con la idea de pintar, dibujar o escribir. Ximena no exagera cuando dice que “es un lienzo donde todo mundo puede participar. Por eso hay muchos murales, mucho arte. La gente llega y propone su proyecto y nos sentamos a platicarlo. Mexica es una cervecería de la comunidad, de Tijuana y México”.





The Beer Company

2:00 pm

No hay comentarios

Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Suscríbete al Beernews

[ Noticias cerveceras, cervezas nuevas, eventos y más ]

0
    0
    Tus productos
    Tu carrito esta vacioRegresar a la tienda